Comunicado de las Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios.

En estos días difíciles, traemos una noticia triste, pero lo hacemos «como los que tienen esperanza…». Sor Puri partió a la casa del Padre, victima del Coronavirus.

El lunes, desde nuestra casa en Los Negrales, Madrid, residencia de mayores de la Congregación.  A continuación os compartimos un comentario, dejado por una ex alumna del colegio donde tanto amó y cuidó de los niños. Es precioso que te recuerden así. Gracias a Dios por su vida.
«Cuando apenas tenía tres años, acudí por primera vez al colegio. Mis padres habían decidido que estudiaría en Deusto en el antes llamado Esclavas de la Santísima eucaristía y de la Madre de Dios. Todo era nuevo, diferente, pero aún tengo en mis recuerdos la sensación que en ese momento me invadió. Por primera vez veía a una monja, esos hábitos negros… fui conociendo a las personas que formarían parte de los próximos 15 años…y ahí estaba Sor Puri, tan pequeña de estatura pero a la vez, cómo imponía. Recuerdo que muy pronto conectamos… yo sabía que nunca la olvidaría. Hoy a mis 44 años tengo el honor de ser reconocida por ella. Mis travesuras, mis desacertadas contestaciones le volvían loca, a veces después de una fechoría y llevarme mi merecida regañina, se daba la vuelta para que yo no la viera reírse, por más que lo intentaba no podía conmigo, pobre mujer como me acuerdo….le deseo lo mejor del mundo, me encantaría q supiera q nunca la olvidaré, que forma parte de mi vida y de mi formación… y darle las gracias porque al final, valió la pena. Me encantaría q leyera estas palabras q escribo envueltas en tanto cariño, tanto como ella merece. Un beso enorme, Sor Puri».
 
Ella hoy, leerá feliz desde el cielo tu comentario.
Esta web no utiliza tus cookies para nada.    Ver Política de cookies
Privacidad