MISIÓN CATEQUÉTICA

Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios

Lo hemos conseguido

En Angola, en Cabo Verde, en Perú y en Timor la Congregación ha conseguido levantar colegios desde los que realizar esta misión evangelizadora a niños y familiares, también trabajando y colaborando en las escuelas estatales.

Cuando hablamos de “pastoral misionera” no ignoramos que por el simple hecho de ser bautizados, todos estamos llamados a ser misioneros en nuestra vida cotidiana con independencia del lugar geográfico donde nos encontramos, pero nos acogemos a la imagen típica que nos viene a la mente, es decir a la “misión ad gentes” y ahí nuestra congregación y nuestras hermanas tratan de hacer, con los medios que tienen, lo mismo que hacemos en los lugares más desenvueltos: acercar a los niños y jóvenes al Señor como el gran valor que pueden tener sus vidas. Transmitirles el amor infinito de ese Dios que nos hizo hijos suyos por la misericordia del Hijo Jesucristo.

TIMOR

PERÚ

CABO VERDE

ANGOLA

Lo más característico sin duda es la pastoral misionera que se lleva a cabo desde las propias parroquias, muchas de ellas sin sacerdote o con un sacerdote para territorios muy extensos y con comunidades cristianas diseminadas en caseríos y por las montañas.

Ahí las hermanas hacen “rutas apostólicas”, en ocasiones de muy difícil acceso para evangelizar, formar a los cristianos, celebrar la Palabra y distribuir el alimento eucarístico a los fieles.