En la Fiesta de la Virgen de los Dolores, tan querida para nuestra Congregación, la hermana Sor Olivia Quiroga Barranco, desde México, volvió a renovar sus votos, a decir sí con decisión y valentía, como lo hiciera hace 25 años.

La celebración tuvo lugar en el Colegio que las Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios en el Auditorio General del Colegio Miraflores León, el 15 de septiembre a las 13:30.

Ella, días antes publicaba en su Facebook, la disposición con la que vivía los días previos:

“Buenas noches a todos mis queridos y queridas que llevo en el corazón a pesar de los silencios. Silencio que en la oración de intercesión pido por cada un@. El Padre ya sabe sus nombres y de quién le hablo en la oración. Ahora con Gozo y Gratitud a Quien tanto debo: Vida y Vocación; y también con Gratitud y Cariño a quienes Él me ha dado: cada un@ de ustedes. Hoy les comparto que este próximo 15 de septiembre en la Conmemoración de Nuestra Señora de los Dolores volveré a repetir mi consagración de amor a Dios como hace 25 años. Me permito invitarlos a la distancia, pero Unidos en Jesucristo a la Celebración Eucarística en la que celebraré mis Bodas de Plata con mi Amado Jesucristo, el Señor”.

La comunidad educativa, sus hermanas Esclavas como ella, religiosas y religiosos de otros institutos, laicos y alumnos, todos los que pudieron según las actuales circunstancias se acercaron a felicitarla y abrazarla.

¡Gracias Sor Olivia, tu sonrisa es testimonio silencioso pero fructífero! ¡Gracias sin triunfalismos, dando la gloria y la alabanza al Dios de los siglos, que desde siempre te miró y te atrajo a si! ¡Gracias a Él, porque en estos 25 años, le has dado mucho más que la vida, la has compartido con muchos y eso, es construir el Reino!

Esta web no utiliza tus cookies para nada.    Ver Política de cookies
Privacidad