«Una madre cuida siempre de sus hijos».
Todavía con espíritu en fiesta por la celebración del día 28 de enero, les comparto mi gratitud y oración durante los días que precedieron al día 28. Siento que Madre Trinidad es una madre que cuida de nosotros todos los días con ternura. Nosotras, aquí en Caxias, terminamos las fiestas hoy, con un día de oración que culminó con la celebración de la Eucaristía. Fue una semana de mucha emoción, trabajo en equipo y oración. Y también, una experiencia que me hizo revitalizar mi propia entrega al Señor. Las hermanas, los profesores y educadoras, las auxiliares y las niñas todas hablando la misma lengua, agradeciendo a Dios la vida de una persona, Madre Trinidad. Hoy a las 9,30 de la mañana iniciamos nuestro día de adoración. Fue emocionante ver a los niños delante de Jesús Eucaristía, alabando con tanta pureza que me hizo reflexionar y pedirle al Señor que me concediese la pureza de un niño. Desde preescolar hasta cuarto año, todos pasaron por la iglesia y durante quince minutos adoraron a Jesús en el Santísimo Sacramento. Un gran abrazo.

Esta web no utiliza tus cookies para nada.    Ver Política de cookies
Privacidad