Misión compartida, misión soñada y alcanzada. «Dios no puede inspirar deseos irrealizables» dijo Santa Teresita patrona de las misiones. Junto a las Misioneras de la Sagrada Familia, comenzamos la andadura oficialmente en este centro de Gleno, en Timor Leste. Ambas congregaciones, harán realidad una educación de calidad en medio de la pobreza y la invisibilidad de los colectivos más pobres. Siempre pensando en la educación humana, académica y espiritual de los niños y niñas del país.

Hoy 7 de julio de 2020, hemos tenido el gozo de bendecir el edificio provisional para educación infantil en la misión compartida. Damos gracias a Dios y pedimos a nuestros fundadores, Madre Trinidad y San José Manyanet que acompañen esta nueva obra de la Iglesia.

Mucha fuerza y fe a las hermanas en Gleno, Dios será vuestro sustento y la Virgen el camino más recto para amar a Jesús. Un abrazo fuerte desde la Casa General.

Esta web no utiliza tus cookies para nada.    Ver Política de cookies